"El anestesista debe trabajar mano a mano con todos los clínicos que participan en el caso"

Las investigaciones en Anestesiología veterinaria han vivido en los últimos años unos avances espectaculares. De estos progresos, del modo en que el coronavirus ha afectado a la evolución de esta disciplina y de mucho más nos habla la especialista y docente en la Universidad de Zaragoza, Cristina Bonastre.

A menudo se tiende a pensar que la labor del anestesiólogo veterinario se limita al mantenimiento anestésico en el transcurso de la intervención quirúrgica. No cabe duda de que es un aspecto fundamental en su trabajo, pero está lejos de ser el único. "Nuestra atención comienza con la evaluación preanestésica ...

A menudo se tiende a pensar que la labor del anestesiólogo veterinario se limita al mantenimiento anestésico en el transcurso de la intervención quirúrgica. No cabe duda de que es un aspecto fundamental en su trabajo, pero está lejos de ser el único. "Nuestra atención comienza con la evaluación preanestésica del paciente", aclara Cristina Bonastre, profesora contratada y doctor en la Facultad de Veterinaria de la Universidad de Zaragoza y acreditada en la Especialidad de Anestesia y Analgesia por la Asociación de Veterinarios Especialistas en Pequeños Animales (AVEPA).

Es en ese momento donde "valoramos su estado físico y las pato-ogías previas para poder establecer e informar al propietario del riesgo anestésico que presenta la intervención", señala. Y a esta asistencia previa a la intervención se le une otra aportación posterior a la misma no menos importante: "Al finalizar, en el postoperatorio, nos encargamos de evaluar el dolor y de establecer la pauta analgésica más adecuada para cada paciente".

El anestesiólogo se convierte, pues, en una figura que acompaña al paciente en todo el proceso, resultando una pieza clave de todo el equipo de veterinarios. "Debe trabajar mano a mano con todos los clínicos que participan en el caso", indica Bonastre. "Desde la primera atención del caso en consulta por diferentes especialistas, radiólogos, ecografistas, intensivistas en la UCI a la hospitalización". Y entre todos ellos, la coordinación con el cirujano, "estar en total conexión y trabajar en equipo con él", se eleva como esencial para lograr el mejor resultado. "Una buena comunicación entre todos los profesionales que participan en el caso redun-dará, sin duda, en una mejor atención de nuestros pacientes".

Una disciplina en continuo avance

El esfuerzo de los equipos de veterinarios e investigadores ha facilitado un extraordinario crecimiento en una disciplina que "sigue los pasos y avances que se producen en anestesiología humana". Y precisamente, en uno y otro campo, los principales progresos, según la opinión experta de la doctora Bonastre, se están produciendo "en el desarrollo y aplicación de las técnicas de anestesia locorregional para mejorar la analgesia durante la cirugía y en el postoperatorio".

A partir de esta evolución se implementan, por su parte, otras mejoras que también discurren en paralelo tanto en anestesiología humana como veterinaria: "Todas estas técnicas de anestesia locorregional posibilitan una anestesia libre de opioides". ¿Y qué es lo que facilita esto? "Se fundamenta en reducir o evitar el uso de analgésicos opioides para minimizar efectos secundarios en los pacientes como hiperalgesia, tolerancia o efectos inmunomoduladores", nos cuenta.

Cristina Bonastre pone también el acento en que los avances en Anestesiología no solo se centran en esta dimensión. Y es algo que sabe de primera mano, porque su actividad investigadora está encuadrada dentro de un proceso innovador que persigue aliviar al paciente.

Esta labor la desarrolla dentro del GITMI, el Grupo de Investigación en Técnicas Mínimamente Invasivas del Gobierno de Aragón. "En la actualidad, uno de los proyectos en los que estamos inmersos es la colocación en pacientes caninos de un nuevo stent de forma helicoidal (Casmin twine), diseñado y patentado por miembros del grupo", explica. ¿Qué se puede conseguir con este avance? "Trata de ser una alternativa a los actuales stent metálicos que se emplean para el tratamiento del colapso traqueal en perros", nos responde.

Las investigaciones que se llevan a cabo en GITMI no se centran exclusivamente en los pacientes caninos, sino que también su tecnología e investigación han desarrollado soluciones en el campo de la Anestesiología para otros animales. Por ejemplo, "al inicio de la pandemia desde el GITMI", recuerda Cristina, "participamos en la validación de un prototipo de ventilador (AirGyver) diseñado por un grupo de ingenieros en un modelo experimental porcino"

Puedes leer el artículo completo en el PDF adjunto

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Cookie Consent

This website uses cookies or similar technologies, to enhance your browsing experience and provide personalized recommendations. By continuing to use our website, you agree to our Privacy Policy

Nuestros Podcasts