Un equipo veterinario español trata con éxito a una cachorra con enfermedad cardiaca congénita

La cirugía tardó menos de 40 minutos gracias a la técnica empleada y contó con un equipo compuesto por cardiólogos, cardiólogos intervencionistas y anestesiólogos de ambos hospitales.

12/02/2024

Recientemente, un equipo interdisciplinar de veterinarios españoles trató con éxito a Greta, una cachorra Jack Russell con ductus arterioso persistente, una enfermedad cardiaca congénita causada por la no involución de la comunicación entre la aorta y la pulmonar. Esto provoca que el corazón tenga una sobrecarga de circulación que desencadena ...

Recientemente, un equipo interdisciplinar de veterinarios españoles trató con éxito a Greta, una cachorra Jack Russell con ductus arterioso persistente, una enfermedad cardiaca congénita causada por la no involución de la comunicación entre la aorta y la pulmonar. Esto provoca que el corazón tenga una sobrecarga de circulación que desencadena en una insuficiencia cardiaca congestiva con consecuencias fatales para el paciente.

Estas patologías son producidas por alteraciones en el desarrollo embrionario del corazón o por la involución incorrecta de estructuras tras el nacimiento. En medicina veterinaria, las tres enfermedades más frecuentes son la estenosis pulmonar, que supone un estrechamiento a nivel de la válvula pulmonar; la estenosis aortica, causada por una obstrucción en la salida de sangre desde el ventrículo izquierdo a la aorta; y el ductus arterioso persistente.

"Recibimos el caso de Greta, una cachorra de 2,2 kg. Decidimos realizar con urgencia una oclusión endovascular transyugular con dispositivo VET-PDA OCCLUDER en las instalaciones de AniCura Ars Hospital Veterinario. Este dispositivo ha sido utilizado por primera vez a nivel mundial en nuestro hospital desde hace dos años y fue muy adecuado para este caso, porque permitió tratarla de forma mínimamente invasiva, con una intervención corta y sin ningún tipo de herida quirúrgica", explica Alexis Santana, Practice Manager y especialista en Cardiología Intervencionista de AniCura Albea Hospital Veterinario.

[publi1]

La cirugía tardó menos de 40 minutos gracias a la técnica empleada y contó con un equipo compuesto por cardiólogos, cardiólogos intervencionistas y anestesiólogos de ambos hospitales. Para la oclusión se realizó la punción con una aguja en la yugular del paciente, a través de la cual se introdujeron los catéteres hasta el corazón y la región anatómica del ductus. En ese momento se visualizó el tamaño y anatomía gracias al inyector de contraste y el arco quirúrgico, que emite rayos X de forma continua y permite visualizar estructuras interiores. Se seleccionó el dispositivo en función del tamaño y se implantó ocluyendo el ductus arterioso persistente.

"La operación supuso la solución a la patología de la paciente, quien en la primera revisión a las 24h previas al alta, ya no presentaba sobrecarga de volumen en el corazón. Esto evidencia que la colaboración entre hospitales de AniCura en este tipo de intervenciones resulta esencial para garantizar un éxito rotundo", comenta Alexis Santana.

La importancia de un diagnóstico temprano

Las enfermedades cardiacas congénitas pueden afectar por igual a perros y gatos. Sin embargo, las afecciones más comunes varían según la especie, siendo más frecuentes el ductus arterioso y las estenosis aortica y pulmonares en perros, mientras que en pacientes felinos suelen ser las comunicaciones interventriculares, displasias y estenosis de válvula mitral, y cor triatriatum.

Aunque los síntomas varían según la patología, uno de los signos más comunes son los soplos, un ruido anormal de la sangre en la auscultación cardiaca, que en ocasiones el cuidador puede palparlo tocando el pecho de su mascota. En este sentido, es fundamental que los cuidadores identifiquen otras señales como retraso en el crecimiento, dificultad para respirar, intolerancia al ejercicio y desmayos.

"En general, la esperanza de vida de una mascota con una patología congénita grave es reducida con respecto a una mascota sana, y en muchos casos suelen requerir de intervención quirúrgica para su resolución o, en su defecto, terapia médica para paliar los síntomas clínicos. Por eso, es importante que los cuidadores lleven a sus mascotas a revisiones periódicas al veterinario para poder hacer un diagnóstico precoz y pautar un tratamiento oportuno", concluye Alexis Santana.

Cookie Consent

This website uses cookies or similar technologies, to enhance your browsing experience and provide personalized recommendations. By continuing to use our website, you agree to our Privacy Policy

Nuestros Podcasts