España participa en un estudio europeo para tratar la ansiedad por separación

El Servicio de Etología Clínica de la Facultad de Veterinaria de la Universidad Complutense de Madrid (UCM) ha participado en un estudio clínico europeo con el fin de confirmar la eficacia a largo plazo de alfa-2 adrenérgicos para tratar el trastorno de ansiedad por separación en los perros.

30/11/2023

El estudio es liderado por Klifovet, una organización de investigación y desarrollo veterinario para la industria de la salud y la nutrición animal con sede en Munich (Alemania), y se está realizando en diversos países europeos. Este estudio es doble ciego y se lleva a cabo en grupos paralelos. El ...

El estudio es liderado por Klifovet, una organización de investigación y desarrollo veterinario para la industria de la salud y la nutrición animal con sede en Munich (Alemania), y se está realizando en diversos países europeos. Este estudio es doble ciego y se lleva a cabo en grupos paralelos. El perro del estudio recibe un tratamiento experimental o un placebo idéntico en apariencia. Si el efecto del tratamiento del estudio no es suficiente, también existe la posibilidad de que el perro reciba una medicación adicional.

En España, el estudio se ha llevado a cabo con perros en Valencia, Sevilla, Barcelona y Madrid. Los requisitos para incluirse en el proyecto eran: mostrar signos claros de ansiedad por separación (por ejemplo, desasosiego, vocalización como ladridos y aullidos, o comportamiento destructivo) cuando se le deja solo; vivir a una distancia razonable (100 km) de las clínicas participantes; tener un buen estado general de salud; entre 6 meses y 8 años de edad y pesar, como mínimo, 2 kilos.

Durante el estudio, era necesario que el perro experimentase, al menos, 3 separaciones semanales y que no hubiese otros perros con ansiedad por separación en la casa. Antes de empezar el estudio, el perro era evaluado por el veterinario del estudio y los posibles candidatos eran sometidos a una revisión veterinaria exhaustiva, que incluía análisis de sangre, para confirmar su elegibilidad.

[publi1]

Se requería, asimismo, cierto compromiso por parte del dueño o cuidador del perro, que debía administrarle la medicación, grabar en vídeo los síntomas de ansiedad por separación, así como llevar a cabo y documentar sus valoraciones del estudio en el entorno doméstico en un diario electrónico durante aproximadamente 9 semanas. Una vez completado el estudio, el perro podía a asistir a una consulta de comportamiento gratuita con un especialista para asegurar una atención continuada.

La ansiedad por separación es un trastorno de comportamiento que experimentan algunos perros al quedarse solos en casa, desarrollando miedos, inseguridades o fobias cuando sus dueños se ausentan. Los signos varían de un animal a otro, pero los más frecuentes son los sonidos excesivos (ladridos, aullidos y llantos), conductas destructivas (puede destrozar puertas o ventanas, rascar las superficies, autolesionarse) o comportamientos no comunes (orinar o defecar dentro de la vivienda). También pueden producirse vómitos o diarreas y que el perro deje de beber agua o alimentarse. En la mayoría de los casos los síntomas finalizan cuando los dueños regresen al hogar.

Una vez hecho el diagnóstico correcto, además de tratar de identificar la causa, el tratamiento más habitual incluye técnicas de modificación de la conducta del perro y medicación con fármacos o feromonas.

Cookie Consent

This website uses cookies or similar technologies, to enhance your browsing experience and provide personalized recommendations. By continuing to use our website, you agree to our Privacy Policy

Nuestros Podcasts