El Sindicato de Veterinarios de León recuerda que son los Servicios Oficiales de Salud Pública los garantes de la seguridad alimentaria

El Sindicato afirmaque en ningún momento ha estado en riesgo la salud de los usuarios del Complejo Asistencial Universitario de León por el episodio de las larvas de coleópteros, ni por ningún otro motivo

Con frecuencia prusiana los Servicios Oficiales de Salud Pública (SOSP), conformados fundamentalmente por veterinarios y farmacéuticos, llevan a cabo las unidades de control sanitario a todas las industrias y establecimientos alimentarios de la provincia, y de toda Castilla y León, con el fin de garantizar el cumplimiento de la normativa ...

Con frecuencia prusiana los Servicios Oficiales de Salud Pública (SOSP), conformados fundamentalmente por veterinarios y farmacéuticos, llevan a cabo las unidades de control sanitario a todas las industrias y establecimientos alimentarios de la provincia, y de toda Castilla y León, con el fin de garantizar el cumplimiento de la normativa a lo largo de la cadena alimentaria. De manera que en todas las fases de la cadena se llevan a cabo programas de control oficial para garantizar el control de sus peligros en base a un análisis de riesgo que determina la frecuencia y gravedad, y en su caso eliminación. Cuando surge alguna incidencia en un establecimiento alimentario, desde los SOSP se garantizan las subsanaciones de las no conformidades con los requisitos establecidos, adoptándose las medidas correctoras necesarias y su posterior verificación.

Y esto es lo que ha sucedido en el reciente episodio con la presencia de larvas de coleóptero en la sopa de la cafetería del Complejo Asistencial Universitario de León, que por muy llamativo y desagradable que parezca, y lo es, no deja de ser un incidente alimentario más, correctamente gestionado por los Servicios Veterinarios Oficiales de León.

En este sentido, queremos resaltar la impecable actuación de los Servicios Veterinarios Oficiales y soslayar las inoportunas declaraciones políticas aparecidas en algunos medios de comunicación, generando una alarma social innecesaria, que merece las siguientes matizaciones:

  • Desde el mismo momento que se tuvo conocimiento de los hechos, los servicios veterinarios del Servicio Territorial de Sanidad de León iniciaron las actuaciones pertinentes para la investigación de lo sucedido con máxima premura y diligencia.
    • Las actuaciones llevadas a cabo por los servicios veterinarios, se han realizado con el máximo rigor profesional y con total independencia. Ambas cuestiones se han puesto en entredicho en las declaraciones realizas por políticos. Ver como ejemplo expresiones de UPL de "trato de favor", "la Junta mira para otro lado", "se ha restado importancia desde el minuto cero".
    • La investigación ha sido llevada cabo poniendo todos los medios personales necesarios (al menos 8 veterinarios han participado) y con todos los recursos materiales precisos. Incluso, siendo festivo y sin contar con sistema de alerta/guardias, ha permanecido personal del Servicio Territorial trabajando.
    • Es más, en algunas declaraciones en prensa se pone en duda las conclusiones a las que ha llegado la investigación liderada por el Servicio de Sanidad de León. Dando en muchos casos mayor credibilidad a manifestaciones de los usuarios que comen en la cafetería que a las conclusiones del Servicio Territorial.
    • Los Servicios Veterinarios Oficiales siempre han llevado a cabo su trabajo con total independencia de cuestiones y de condicionantes políticos, haciendo su labor de forma ejemplar con el único objetivo que a los consumidores y usuarios les lleguen alimentos completamente seguros. Por ello anualmente, en la provincia de León se realizan más de 50.000 actuaciones por los inspectores del Servicio de Sanidad.
    • Es una irresponsabilidad por parte de los políticos insinuar que la seguridad alimentaria en comedores escolares o de centros sanitarios no es la adecuada. Recordamos que todos los establecimientos alimentarios, especialmente guarderías, comedores escolares y centros socio-sanitarios, están sometidos a controles periódicos de los profesionales sanitarios, principalmente veterinarios, para velar por el cumplimiento de las condiciones sanitarias en estos establecimientos.
    • Tampoco es cierto, ni constan denuncias al respecto, como aparece en los medios de comunicación:
      • Que hubiera gorgojos en todos los platos de más de 40 personas.
      • Que haya habido cada tres meses brotes de intoxicación de médicos.

También queremos resaltar el resultado analítico de la "muestra testigo" que fue llevado a cabo tanto en el Laboratorio de Salud Pública de León, y que resultó negativo, como el estudio realizado por el Instituto de Salud Carlos III que tipificó la larva (Tribolium spp.) y determinó su inocuidad para el ser humano, considerando que estos insectos "no están involucrados en ninguna enfermedad".

Finalmente reseñar que desde el Sindicato de Veterinarios de León compartimos la defensa del comercio de proximidad, apostamos por el consumo de productos locales y abogamos por la protección y fomento de las industrias agroalimentarias leonesas, lo cual no es óbice para cuestionar la trazabilidad y seguridad alimentaria de otros productos que se consumen en Castilla y León, que gozan de unas garantías sanitarias avaladas por los programas de vigilancia y control que ejecutan los Servicios Oficiales de Salud Pública en todos los eslabones de la cadena alimentaria, desde su origen en el campo y las explotaciones ganaderas hasta su destino en los establecimientos de venta y consumo, comprobando que los operadores de empresas alimentarias han diseñado, aplican y mantienen un sistema documentado de autocontrol de gestión de seguridad alimentaria.

Cookie Consent

This website uses cookies or similar technologies, to enhance your browsing experience and provide personalized recommendations. By continuing to use our website, you agree to our Privacy Policy

Nuestros Podcasts
Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.