"Hace falta educación de las familias en los cuidados de la higiene a tener en casa"

Las dolencias bucodentales que afectan a los animales son en gran medida muy parecidas a las que se encuentran en el día a día de la práctica clínica en humanos. La gran diferencia es que, mientras que en medicina se ha avanzado mucho en concienciar sobre la importancia de la prevención, en veterinaria todavía se trata de una gran asignatura pendiente.

Cuidar la salud bucodental de los pequeños animales es tan importante como si de un humano se tratase. Sin embargo, todavía queda un largo camino por recorrer al respecto, y no solo desde el punto de vista del paciente. Javier Cucurella, dentista veterinario que ofrece un servicio a clínicas con ...

Cuidar la salud bucodental de los pequeños animales es tan importante como si de un humano se tratase. Sin embargo, todavía queda un largo camino por recorrer al respecto, y no solo desde el punto de vista del paciente. Javier Cucurella, dentista veterinario que ofrece un servicio a clínicas con Cucurella Odontología Veterinaria, hace autocrítica al compartir cuál es la situación de la odontología veterinaria en España.

Lamenta que, "por desgracia", es una especialidad olvidada a nivel formativo en las facultades. Como consecuencia, ese problema "se refleja en el interés de los veterinarios por ella". Y al mismo tiempo, el experto tiene claro que "hace falta mucha educación de las familias en los cuidados de higiene a tener en casa" . Sin embargo, el lado positivo es que la situación ha cambiado mucho de un tiempo a esta parte y que, además, lo ha hecho para bien. En este sentido, Cucurella comenta que "es cierto que en los últimos años ha mejorado esa situación gracias a dos asociaciones, AVEPA con su grupo de trabajo GOVA, y la SEOVE, ambas organizan congresos de la especialidad". Además, "existen también empresas privadas que imparten formación con formato de postgrado".

Salud bucal y calidad de vida

En cuanto a las enfermedades más prevalentes en el día a día de la clínica, el especialista hace una diferenciación entre perros y gatos. En el caso de los canes, explica que la principal es la periodontitis, seguida de fracturas dentales y tumores.

En los felinos, sin embargo, suelen predominar "la estomatitis linfoplasmocitaria y las lesiones resortivas, seguidas de tumores". Se trata, por tanto, de enfermedades que en muchos casos presentan bastantes similitudes con las de los humanos. Pero hay una gran diferencia. Si en el ámbito de la odontología humana la concienciación sobre el cuidado de la salud bucal ha sido determinante en los últimos años, desafortunadamente no ha ocurrido lo mismo entre los animales. Al menos al ritmo que debería. En palabras de Javier Cucurella, "esa es nuestra lucha". El problema, señala, "es que la dificultad de realizar esa tarea en animales, así como la falta de concienciación muchas veces por parte de los propios veterinarios, hace que se avance lentamente".

Aunque, por otro lado, las nuevas tecnológicas aportan importantes ventajas tanto al paciente como al especialista. "Cuantas más herramientas haya disponibles, más casos podemos solucionar con éxito con mejor recuperación para el paciente", destaca el especialista. Lo mismo que sucede con los nuevos tratamientos que se han ido implantando en el día a día de la práctica clínica. Entre ellos, el dentista destaca algunos como "las terapias con células madre, la regeneración tisular guiada y la cirugía con varios tipos de láser". Todos ellos "han impactado muy favorablemente en la mejora de la calidad de vida de los pacientes".

Tal y como expone el odontólogo, "al igual que pasa en medicina humana, cada vez los animales son más longevos", y es sabido que "existe relación directa entre la salud de la boca y la calidad y esperanza de vida". Así las cosas, apunta que "las enfermedades de la boca, especialmente en perros mayores, afectan directamente a su comportamiento y a otros órganos".

Con lo cual, el papel que juega la prevención en la salud bucodental de los animales es absolutamente esencial. "Es fundamental para tener un animal sano", declara Cucurella. Según el especialista, "es muy frecuente que el paciente se acostumbre a vivir con dolor y lo normalice, algo que hace que el propietario también lo haga". No obstante, en el momento en el que el odontológico quita ese dolor, el propietario se da cuenta que lo que él achacaba a la edad se debía en realidad a una patología. Por ese motivo, indica, "aconsejamos revisiones anuales por un especialista que pueda realizar radiografías dentales para una buena valoración, así como una serie de cuidados en casa". No en vano, "mejores diagnósticos suponen mejores tratamientos", recalca.

Puedes leer el artículo completo en el PDF adjunto.

Cookie Consent

This website uses cookies or similar technologies, to enhance your browsing experience and provide personalized recommendations. By continuing to use our website, you agree to our Privacy Policy

Nuestros Podcasts
Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.