Errores que cometen los dueños con sus perros respecto a su cuidado dental

Un estudio publicado en Frontiers in Veterinary Science identifica distintas nociones sobre la salud dental en los perros, de las cuales la percepción de la importancia de las diferentes dietas y la masticación son las más destacadas.

La enfermedad periodontal es la enfermedad más común en perros mayores de tres años, según el estudio `Dog Owners´ Ideas and Strategies Regarding Dental Health in Their Dogs-Thematic Analysis of Free Text Survey Responses´, publicado por Frontiers in Veterinary Science, una de las revistas veterinarias de referencia a nivel mundial. En ...

La enfermedad periodontal es la enfermedad más común en perros mayores de tres años, según el estudio `Dog Owners´ Ideas and Strategies Regarding Dental Health in Their Dogs-Thematic Analysis of Free Text Survey Responses´, publicado por Frontiers in Veterinary Science, una de las revistas veterinarias de referencia a nivel mundial.

En los perros, al igual que en los humanos, el cepillado dental diario, como medio de cuidado dental activo en el hogar, se considera el estándar de oro para la profilaxis y prevención de la progresión de la enfermedad periodontal. No obstante, la realización de un cepillado dental adecuado es insuficiente en los perros, detalla la investigación.

El objetivo del estudio publicado por Karolina Brunius Enlund, Ann Pettersson y Ann Catrine Eldh, todas ellas de la Universidad de Uppsala, fue investigar las ideas y estrategias de los dueños de perros con respecto a la salud dental de sus mascotas. En concreto, la investigación cualitativa se centraba en una encuesta a gran escala sobre la salud dental de los perros, que incluía comentarios libres de los dueños de perros. Básicamente, cinco temas comunes representaron las ideas y estrategias de los dueños con respecto a la salud dental de sus perros: qué se considera que causa problemas dentales; qué se considera que no promueve la salud dental; cómo prevenir problemas dentales; qué impide el cuidado dental adecuado, y, por último, necesidades de mayor conocimiento y apoyo.

Según los resultados de la investigación, una variedad de conceptos erróneos abunda entre los dueños de perros, lo que indica la necesidad de compartir información y experiencias, así como apoyo para superar las barreras al cepillado de dientes y otros aspectos que pueden mejorar el conocimiento y la práctica de los dueños. La salud dental y los problemas dentales en los perros son una gran preocupación, tanto en la práctica veterinaria como entre los dueños de perros. Desde la perspectiva del dueño, los problemas percibidos pueden incluir una amplia gama de afecciones, por ejemplo, halitosis, sarro, pérdida de dientes o fracturas dentales, y es probable que los enfoques de los dueños para lograr la salud dental en su perro sean múltiples. Sin embargo, las investigadoras también denuncian que "faltan estudios sobre las ideas y estrategias de los dueños de perros con respecto a la salud dental".

Salud dental y problemas dentales

"Está bien establecido que existe una alta prevalencia de enfermedad periodontal, fracturas dentales y maloclusiones en perros, enfermedades que se sabe que son perjudiciales para la salud dental", afirman las autoras de la investigación. Asimismo, lo que resultó evidente en el estudio fue que la salud dental puede significar cosas diferentes para los dueños de perros: "Muchos dueños mencionaron la halitosis y el sarro dental como ejemplos de problemas dentales, pero también la enfermedad de las encías (periodontitis) y lesiones traumáticas previas que resultaron en dientes fracturados". Sin embargo, el sarro dental no es patológico en sí mismo, hecho que puede no ser conocido entre el público en general.

El sarro dental abundante es un signo de falta de cuidado dental en el hogar, aunque la disposición/ tendencia a la acumulación de sarro dental difiere entre los individuos. Es probable que los dueños de perros que experimentan sarro sin periodontitis o pérdida de dientes en su perro consideren que el cuidado dental es menos importante que los dueños con experiencia previa de pérdida de dientes en su perro.

Asimismo, las investigadoras destacan que "la halitosis es un síntoma y no una enfermedad en sí misma". Sin embargo, la causa más común de halitosis es la enfermedad periodontal. Además de ser un posible síntoma de enfermedad, "podría afectar negativamente la interacción social en la relación animal de compañía-propietario". En consecuencia, según el estudio, "la halitosis no debe ignorarse sino tratarse según la causa" .

Alimentar y masticar

Un hallazgo importante en el estudio, según las investigadoras, fue la opinión de los dueños de perros sobre la alimentación y los huesos como extremadamente importantes para la salud dental. Curiosamente, "existe una escasez de estudios sobre la importancia de las diferentes dietas o los hábitos de masticación individuales, para la salud dental, incluidos el sarro y la enfermedad periodontal". En los seres humanos, la caries dental es la enfermedad dental más común y muchos consejos dentro de la odontología humana se centran en las medidas profilácticas contra esta enfermedad. Sin embargo, según el estudio, "los perros rara vez tienen caries, y evitar el azúcar, los carbohidratos o comer entre comidas probablemente represente un concepto erróneo, directamente transmitido por la odontología humana". De hecho, según las autoras de la investigación, "no existe evidencia de que tales medidas puedan prevenir la enfermedad periodontal en perros" .

Puedes leer el artículo completo en el PDF adjunto.

Cookie Consent

This website uses cookies or similar technologies, to enhance your browsing experience and provide personalized recommendations. By continuing to use our website, you agree to our Privacy Policy

Nuestros Podcasts
Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.