"Necesitamos una ley animal respetuosa con todas las partes interesadas y que no se base en prohibiciones"

Alicia Hernández reflexiona sobre la profesión desde la Clínica Veterinaria Quercus en Salamanca

Alicia Hernández nos atiende en Clínica Veterinaria Quercus, en Salamanca, para contarnos su historia: "Desde que terminé la carrera en León en 2001, no he dejado de dedicarme al cuidado de la salud y el bienestar de los animales. Después de trabajar en una clínica de animales de compañía y ...

Alicia Hernández nos atiende en Clínica Veterinaria Quercus, en Salamanca, para contarnos su historia: "Desde que terminé la carrera en León en 2001, no he dejado de dedicarme al cuidado de la salud y el bienestar de los animales. Después de trabajar en una clínica de animales de compañía y en campañas de saneamiento ganadero, me metí de lleno en la aventura de abrir mi propia clínica, y aquí llevo desde 2008". Su centro se encuentra en una pequeña localidad del Alfoz de Salamanca, Villares de la Reina. "Somos veterinarios generalistas en constante formación, llevamos a cabo Atención Primaria y cirugías generales. Hacemos una intensa labor en medicina preventiva y colaboramos con compañeros especialistas".

Una labor de coordinación que es esencial y que no siempre está presente en todas las profesiones. "Nuestro fuerte es el trato familiar y personalizado con nuestros clientes. La transparencia y la empatía son el pilar fundamental para generar la confianza necesaria en la buena relación veterinario-propietario, indispensable para trabajar juntos en la salud de su mascota".

¿Qué nos ha dejado de bueno la pandemia? "La crisis ha reforzado el vínculo con los clientes, pues a pesar de las grandes dificultades vividas, han sentido que los veterinarios `de familia´ hemos seguido a su lado". No ha ocurrido lo mismo en el caso del trato con la Administración. "No hemos recibido ninguna consideración por parte de las instituciones públicas", se lamenta Alicia Hernández, y añade: "Parece que todos nuestros conocimientos y capacidades son insignificantes y han sido ninguneadas".

Precisamente, señala, el gran reto de la profesión es trasladar la importancia de los veterinarios como garantes de la salud humana a través de la sanidad animal, alimentaria y ambiental. "Somos la única profesión que aúna conocimientos en todos estos campos, y no estamos haciéndonos valer de manera eficiente". Así, los principales retos del sector son: la equiparación del IVA con otras profesiones sanitarias, conseguir la dispensación de medicamentos veterinarios para poder evitar su adquisición en canales no adecuados, luchar contra el intrusismo profesional y aprobar una ley de protección y bienestar animal realista, esto es, "respetuosa con todas las partes interesadas y que no se base en prohibiciones".

El sector veterinario debe avanzar unido. "Necesitamos profesionales especializados a los que poder acudir cuando llegamos al límite de nuestros conocimientos generales", reclama Alicia Hernández, y continúa: "También precisamos ayuda a nivel gubernamental con el fin de que los precios de la sanidad animal sean justos para los profesionales y accesibles para los clientes".

En definitiva, el futuro está en el One Health, situando a la medicina veterinaria en el lugar que le corresponde. "Debemos reivindicar el papel de los veterinarios de pequeños animales como profesionales sanitarios que extienden su labor desde la mascota a la salud humana directamente" .

Puedes leer el artículo completo en el PDF adjunto

Cookie Consent

This website uses cookies or similar technologies, to enhance your browsing experience and provide personalized recommendations. By continuing to use our website, you agree to our Privacy Policy

Nuestros Podcasts
Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.