Empresas   

nanta reuacutene pro

El uso racional de antimicrobianos en la cabaña ganadera pasa por reducir los usos preventivos y metafilácticos, ajustar dosis y duración de los tratamientos y aplicar buenas medidas de bioseguridad e higiene que reducen en un 90% de la carga bacteriana en la explotación.

Nanta, empresa referente en nutrición animal, ha celebrado en Madrid la jornada “Un reto común: reducir la resistencia a antimicrobianos”, a la que han asistido cerca de cien profesionales, operadores del sector agroalimentario y ganadero y representantes de administraciones y organismos públicos, en su mayoría.

La compañía ha presentado durante la misma su proyecto “Nutrición Sostenible” con el que se suma al reto de reducir las resistencias a antimicrobianos, apostando por la prevención y comprometiéndose con la educación de los ganaderos en el uso racional de los antibióticos en la sanidad animal.

Así lo ha puesto de manifiesto Pedro Cordero, director general de Nanta en España, quien ha afirmado que “nuestro compromiso con este reto surge de la necesidad de aportar nuestro conocimiento y experiencia para contribuir a reducir el avance de las resistencias antimicrobianas y ofrecer modelos alternativos de producción que garanticen un buen estado de salud del ganado al tiempo que reducen el uso de antimicrobianos”.

Cristina Muñoz, de la Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios (AEMPS), ha destacado que este asunto está presente ya en la agenda internacional. “De hecho -ha recordado-, la Organización Mundial de la Salud y Naciones Unidas han hecho un llamamiento alertando de que el aumento de las resistencias antimicrobianas ocasionará la muerte a cerca 10 millones de personas en 2050 si no logramos adoptar medidas que frenen estas resistencias, reduciendo el consumo de antibióticos y fomentando la búsqueda de nuevas moléculas”.

Muñoz ha incidido en la necesidad de reforzar el Plan de Vigilancia para la sanidad animal contemplado en la Estrategia Comunitaria de reducción de resistencias, que cuantifica la cantidad de antibióticos administrados a las distintas cabañas ganaderas, para establecer un perfil por subsectores y países que permita comparar y adoptar medidas correctivas en casos de consumos excesivos. En este sentido, ha señalado que España es el país comunitario que más cantidad de antibióticos consume en sanidad animal.

Lorenzo Fraile, doctor en Farmacología Veterinaria de la Universidad de Lleida, ha insistido en que, si bien es imposible prescindir de los antibióticos para garantizar un buen estado sanitario de la cabaña “hay mucho margen para reducir su uso” y ha cuestionado los tratamientos metafilácticos (tratar a todo el rebaño) o preventivos. A su juicio “es fundamental ajustar dosis y duración de los tratamientos y, sobre todo, poner en marcha buenas prácticas de bioseguridad e higiene que reducen la carga bacteriana hasta en un 90 por ciento”.

Josep María Galí, doctor en Ciencias de Gestión e investigador de tendencias del consumidor, ha resaltado que el mercado mundial de productos cárnicos presenta una clara tendencia decreciente a nivel de consumo. Según ha explicado, esto se debe en parte al auge del veganismo y el vegetarianismo, “siendo necesario integrar el concepto de sostenibilidad y salud en el modelo productivo de alimentos de origen animal, mediante una estrategia concertada por todos los actores de la cadena de valor”.

Joaquín Peinado, director de Marketing de Nanta, ha anunciado que la compañía quiere avanzar en este compromiso con la reducción de las resistencias a los antimicrobianos, poniendo a disposición de los ganaderos y del conjunto de la sociedad todo su conocimiento y experiencia.

Seguir leyendo...

Artículos relacionados
Copyright © 2017 - All Rights Reserved -Publimasdigital.es Programación y Web : webmaster@publimasdigital.com.