Curvas de crecimiento para gatitos y cachorros

Las curvas de crecimiento son una herramienta clínica fácil de utilizar diseñada para que los equipos veterinarios puedan valorar si el crecimiento de un gatito o cachorro es el adecuado a su edad.

El Waltham Petcare Science Institute, el instituto de ciencia e investigación de Mars Petcare, ha desarrollado unas curvas de crecimiento para gatitos y cachorros a partir de datos de decenas de miles de gatos y perros sanos, similares a las curvas para el control del desarrollo de los niños (basadas ...

El Waltham Petcare Science Institute, el instituto de ciencia e investigación de Mars Petcare, ha desarrollado unas curvas de crecimiento para gatitos y cachorros a partir de datos de decenas de miles de gatos y perros sanos, similares a las curvas para el control del desarrollo de los niños (basadas en los estándares de crecimiento de la OMS), que se utilizan en todo el mundo. Estas curvas ayudan a determinar si se está siguiendo el patrón de crecimiento esperado y a detectar precozmente cualquier potencial enfermedad o problema nutricional, facilitando una intervención antes de que la salud del gatito o cachorro se vea comprometida.

Las líneas de percentil

Cada tabla incluye las líneas de percentil que representan la progresión esperada en el crecimiento que se considera normal para los gatos o perros de ese género, y dentro de esa categoría de tamaño adulto para los perros. Como los perros pueden variar mucho en morfología y tamaño, hay curvas diferentes para cinco rangos distintos de peso adulto esperado hasta 40 kg.

Se muestran nueve líneas de percentil, que representan los percentiles 0.4, 2, 9, 25, 50, 75, 91, 98 y 99.6. El número de la línea de percentil refleja el porcentaje de la población cuyo peso está por debajo de esa línea; por ejemplo, si un perro está en el percentil 75, significa que el 75 % de los perros de ese grupo de población pesará menos (y el 25 % pesará más). En otras palabras, estas líneas dan una estimación del porcentaje de animales del mismo tamaño que muestran un crecimiento similar.

¿Cómo utilizar las curvas de crecimiento?

Las tablas pueden utilizarse a partir de las 9 semanas de edad en los gatitos y de las 12 semanas en los cachorros. Los registros deben hacerse mensualmente hasta los 6 meses de edad y luego cada 3 meses hasta la edad adulta. En ellos hay que hacer coincidir la edad del gatito o cachorro (en el eje horizontal) con su peso (en el eje vertical), registrando la intersección de ambos valores con un punto.

Una vez determinada la curva del percentil en el que está creciendo el gatito o cachorro, se obtiene gracias a ella una predicción bastante precisa del ritmo de crecimiento esperado. También puede darnos una estimación del peso que tendrá el animal cuando llegue a adulto. Hay que comprobar que se sigue la misma curva de percentil desde el inicio. Cualquier caída o subida brusca a través de dos o más espacios percentiles (cruce de dos líneas de percentil) es inusual y debe evaluarse cuidadosamente, ya que puede indicar una posible alteración del crecimiento.

Gemma Baciero
DVM, Acre. GTNC AVEPA Comunicación Científica Royal Canin

Puedes leer el artículo completo en el PDF adjunto.

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Cookie Consent

This website uses cookies or similar technologies, to enhance your browsing experience and provide personalized recommendations. By continuing to use our website, you agree to our Privacy Policy

Nuestros Podcasts