Electroquimioterapia para el tratamiento del cáncer disponible ya en AniCura Uribe Kosta Clínica Veterinaria

La electroquimioterapia es una técnica avanzada para el tratamiento de tumores localizados

El cáncer es la causa de fallecimiento de la mitad de las mascotas mayores de 10 años. Gracias al avance en medicina preventiva y tecnología, el cáncer se diagnostica con mayor antelación, mejorando el pronóstico y aumentando las probabilidades de supervivencia. Esto conlleva una actualización continua de los tratamientos disponibles ...

El cáncer es la causa de fallecimiento de la mitad de las mascotas mayores de 10 años. Gracias al avance en medicina preventiva y tecnología, el cáncer se diagnostica con mayor antelación, mejorando el pronóstico y aumentando las probabilidades de supervivencia. Esto conlleva una actualización continua de los tratamientos disponibles y una apuesta por la investigación, para mejorar la asistencia y recuperación de los pacientes.

Una de las terapias punteras en este ámbito es la electroquimioterapia (ECT), una técnica de control local de lesiones tumorales que consiste en la combinación de la quimioterapia con la aplicación de pulsos eléctricos de alto voltaje sobre las células tumorales. Los estímulos eléctricos permeabilizan la membrana celular, lo que facilita la entrada del fármaco quimioterápico, aumentando su eficacia. Los tipos de cáncer más habituales que se pueden tratar con electroquimioterapia son los cutáneos o subcutáneos y neoplasias en las mucosas, como mastocitomas, lipomas, sarcomas de tejidos blandos, melanomas o histiocitomas (especialmente para el tratamiento del carcinoma de células escamosas del plano nasal en los gatos) así como el tratamiento de cicatrices tras la extirpación incompleta de un tumor para evitar que se reproduzca.

"La principal diferencia frente a la quimioterapia convencional es que la electroquimioterapia produce efectos secundarios locales allí donde se ha aplicado, con la aparición de una costra y posterior cicatrización, mientras que la quimioterapia puede producir efectos secundarios sistémicos tales como vómitos, diarreas o bajada de las defensas", comenta Roberto López, Practice Manager de AniCura Uribe Kosta Clínica Veterinaria. "Se recomienda la aplicación de esta técnica cuando la cirugía no es la primera opción terapéutica, o para reducir el tamaño del tumor para una posterior intervención quirúrgica".

Es importante que acudamos al veterinario ante cualquier signo de malestar o comportamiento anómalo de nuestra mascota. Algunos de los signos que nos pueden hacer sospechar de la presencia de un cáncer son la pérdida de peso sin motivo aparente, pérdida de apetito, mala cicatrización de heridas, sangrados, cansancio o dificultad para respirar. "El signo más característico de los tumores superficiales es la aparición de un bulto que no reduce su tamaño. Si notamos esto en nuestra mascota, debemos acudir al veterinario", concluye Roberto.

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Cookie Consent

This website uses cookies or similar technologies, to enhance your browsing experience and provide personalized recommendations. By continuing to use our website, you agree to our Privacy Policy

Nuestros Podcasts