"El avance en las técnicas de cirugía cardíaca a nivel mundial abre una puerta muy importante"

Según Óscar Monge, la realización de protocolos diagnósticos y terapéuticos estandarizados para determinadas patologías “ha ayudado a aumentar la esperanza de vida, con calidad, de nuestros pacientes”.

Actualmente, en España hay veterinarios con un grado de especialización en cardiología muy alto. Con lo cual, son capaces de diagnosticar y tratar la mayoría de patologías a nivel cardiovascular. Así lo afirma Óscar Monge, cardiólogo del Grupo Veterinario Kitican, quien cree que "el escenario a nivel nacional es muy ...

Actualmente, en España hay veterinarios con un grado de especialización en cardiología muy alto. Con lo cual, son capaces de diagnosticar y tratar la mayoría de patologías a nivel cardiovascular. Así lo afirma Óscar Monge, cardiólogo del Grupo Veterinario Kitican, quien cree que "el escenario a nivel nacional es muy prometedor para la especialidad". Además, "por suerte, muchos de los veterinarios que nos dedicamos a esta especialidad tenemos muchas ganas de colaborar entre nosotros, lo que, en mi opinión, va a hacer que avance a un ritmo muy elevado".

Tanto como en los últimos 10 años. Como indica Monge, se han realizado en esta década estudios "muy importantes" que han marcado unas bases "muy claras" en la terapéutica de las enfermedades más comunes en los pacientes. Por otra parte, "se ha avanzado en las técnicas intervencionistas e incluso en las técnicas quirúrgicas para el tratamiento de las patologías cardíacas, afectando estos dos últimos avances principalmente al tratamiento de las patologías cardíacas congénitas".

A su juicio, agrega, el cambio "más espectacular", y que está seguro de que será más significativo en los próximos años, "es la aplicación de la cardioplejía y circulación extracorpórea para la realización de cirugías cardíacas avanzadas, que en humana permite la corrección de multitud de defectos cardíacos y que, poco a poco, permitirá lo mismo en la cardiología veterinaria".

Aumento de la esperanza de vida... y de la prevalencia.

En cuanto a las enfermedades más prevalentes en la práctica clínica, el experto apunta que son diferentes en pacientes caninos y felinos. En el caso de los perros, la enfermedad más habitual "con diferencia", según él, es la enfermedad crónica degenerativa de la válvula mitral, "sobre todo en razas de tamaño pequeño y mediano"; mientras que, en razas grandes o gigantes, "la más prevalente es la cardiomiopatía dilatada". Sin embargo, en los gatos, la enfermedad más habitual es "la cardiomiopatía de fenotipo hipertrófico".

Al igual que ocurre en medicina humana, prosigue Monge, "la prevalencia de enfermedades cardiovasculares aumenta en los grupos de edad más elevada". En este sentido, manifiesta que en veterinaria "estamos observando un aumento en la esperanza de vida de nuestros pacientes, en todas las especies y razas, lo que produce que tengamos más pacientes geriátricos y, por tanto, la prevalencia e incidencia de enfermedades cardiovasculares está aumentando".

Por ello, asegura, "los cardiólogos veterinarios estamos buscando constantemente terapias o protocolos terapéuticos que retrasen al máximo posible la aparición de la sintomatología de estas enfermedades, o incluso terapias que tengan un efecto curativo, como puede ser la cirugía de reparación de la válvula mitral". Prevenirlas, no obstante, "en muchos casos es complicado", afirma el cardiólogo. Si bien, explica que "podemos prevenir enfermedades secundarias, como la hipertensión arterial, hiper/hipotiroidismo, déficits nutricionales, etc., en general, muchas de nuestras enfermedades tienen un componente degenerativo y crónico, o presentan un componente genético/hereditario". En las degenerativas y crónicas expone, "buscamos retrasar su avance el máximo tiempo posible, hasta que se muestren síntomas clínicos en los pacientes, y para ello es necesaria la implicación del veterinario y del propietario, para realizar un correcto seguimiento y empezar en el momento más adecuado con las terapias médicas".

Respecto a las enfermedades con un componente hereditario, se trabaja en la realización de programas de screening de las enfermedades cardíacas, "ya que, cuanto antes detectemos a estos pacientes, mejor pronóstico tendrán". En este caso, en España "todavía no tenemos protocolos concretos que impliquen a veterinarios, criadores o clubes de razas, por lo que vemos pacientes con predisposición racial que llegan a tener la enfermedad de forma sintomática sin que se les haya revisado con anterioridad, en muchas ocasiones por desconocimiento por parte de los propietarios", lamenta el especialista. Es por eso que considera que los veterinarios, tanto cardiólogos como generalistas, "tenemos que mejorar este aspecto, la concienciación sobre este tipo de programas de `screening´ es una tarea pendiente".

Puedes leer el artículo completo en el PDF adjunto

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Cookie Consent

This website uses cookies or similar technologies, to enhance your browsing experience and provide personalized recommendations. By continuing to use our website, you agree to our Privacy Policy

Nuestros Podcasts