Aumenta la incidencia de la leishmaniosis

La prevención es la gran aliada para evitar que las mascotas, principalmente perros, se infecten por leishmaniosis. Sin embargo, el cambio climático ha hecho que la incidencia de esta enfermedad zoonósica aumente en nuestro país.

Cuando hablamos de leishmaniosis, nos referimos a una enfermedad parasitarias con carácter zoonósica, es decir, que se puede transmitir de animales a personas. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la leishmaniosis es la segunda enfermedad provocada por un protozoo más importante en todo el mundo. Actualmente, solo la ...

Cuando hablamos de leishmaniosis, nos referimos a una enfermedad parasitarias con carácter zoonósica, es decir, que se puede transmitir de animales a personas. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la leishmaniosis es la segunda enfermedad provocada por un protozoo más importante en todo el mundo. Actualmente, solo la supera la malaria, que provoca unas 600.000 muertes al año y cerca de 200 millones de casos clínicos.

La leishmaniosis está producida por un parásito protozoo denominado Leishmania infantum, y se transmite a través de la picadura de un mosquito de hábitos nocturnos denominado flebotomo. Este flebotomo actúa como vector de la enfermedad, y su mayor actividad se produce a partir del atardecer hasta el alba en las épocas más cálidas del año. La temperatura ideal de actuación del vector flebotomo se sitúa entre los 18 y los 22 grados. Esto hace que, durante muchos años, la prevalencia en nuestro país fuese mayor en las zonas con climas mediterráneos, tropicales o subtropicales. Sin embargo, el incremento de las temperaturas, debido al cambio climático y la consecuente difuminación, y casi desaparición, de las estaciones, ha provocado que la actividad del flebotomo permanezca casi inalterada durante todo el año. Ello también ha permitido al flebotomo ampliar su radio de actividad en áreas en las que hace unos años no existía riesgo de infección, por lo que actualmente hay leishmaniosis en prácticamente toda España.

Crecen los casos

MSD Animal Health recoge en diferentes trabajos publicados recientemente el incremento de la incidencia de la leishmaniosis en nuestro país. Actualmente, la prevalencia de la leishmaniosis en perros en nuestro país oscilaría entre el 2% y el 57,1%, según la región geográfica que estuviésemos analizando. Las zonas con una mayor seroprevalencia, llegando a superar en muchos casos el 17% de perros positivos, son: Ourense, Lleida, Girona, Cáceres, Valencia, Alicante, Murcia y prácticamente la totalidad de Andalucía.

Un dato relevante es que hasta hace poco las comunidades autónomas de Galicia, Asturias y Cantabria no habían detectado casos de leishmaniosis. Sin embargo, ahora los nuevos estudios muestran la existencia de casos autóctonos. En el caso de Galicia, los datos de seroprevalencia de leishmaniosis canina determinan una tasa de perros positivos entre el 1,6% hasta el 24,3%. En Asturias y Cantabria, los datos son del 3,6% y el 2% respectivamente, teniendo en cuenta que hasta ahora se consideraban zonas libres de leishmaniosis canina.

Por su parte, en Andalucía, según un estudio reciente en el que se analiza la enfermedad entre 2015 y 2019, la tasa de perros seropositivos a este parásito sería del 10,12%.

Además, según la Red Nacional de Vigilancia de Salud Pública en 2019 se habría registrado el pico máximo de tasa de infectados en esta comunidad autónoma. Durante 2015–2019 se han declarado 177 casos de leishmaniosis (162 confirmados y 15 probables). Sólo tres casos (2%) de los confirmados tenían

antecedente de viaje a país endémico. La tasa de incidencia aumentó ligeramente durante 2017, pasando de 0,32 de 2016 a 0,44 por 10 habitantes, variable que ha tenido una tendencia ascendente en el periodo estudiado. Durante 2018 se mantiene el número de casos constante, pero es a partir del 2019, cuando la tasa alcanza su pico máximo, con 0,52 casos por 10 habitantes. Granada, Jaén, Sevilla y Málaga son las provincias de Andalucía con más casos declarados.

Medidas efectivas

Sin ningún tipo de dudas, la medida preventiva más efectiva ante la leishmaniosis es la prevención. Una prevención

El cambio climático ha provocado que haya casos de leishmaniosis autóctona en zonas como Cantabria.

Para leer el artículo completo descarga el PDF adjunto

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Cookie Consent

This website uses cookies or similar technologies, to enhance your browsing experience and provide personalized recommendations. By continuing to use our website, you agree to our Privacy Policy

Nuestros Podcasts