Gestión Clínica    Novedades y Noticias   

la-formacion-es-un-p

Se expone en AVEPA-SEVC 18 las diferentes perspectivas de la sociedad, de la empresa conjunta o mixta, del consolidador de industria, del consolidador de servicios clínicos y del consolidador de nicho como modelos de negocio británicos.

El Dr. Luis Sainz-Pardo impartió este jueves la conferencia Modelos de negocio en el nuevo entorno competitivo, en AVEPA-SEVC 18. Allí destacó, mirando la experiencia británica, que algunos modelos han desaparecido con la evolución y que algunos modelos tendrán que "adaptarse". Citó cinco modelos: sociedad, empresa conjunta o mixta (joint venture partener ship), consolidador de industria, consolidador de servicios clínicos y consolidador de nicho. "Las cosas se pueden hacer de forma diferente", dijo.

Apuntó varias miradas: desde el punto de vista del veterinario clínico, desde el punto de vista del cliente, desde el punto de vista del perfil de la empresa y cómo afecta a la mascota y a la profesión. Medivet, una sociedad británica con 250 clínicas en 30 años, es una empresa con mucha trayectoria con 3.000 empleados. Su estructura es de red radial (hubs y spokes), con unas clínicas de referencia y otras satélites que captan los casos y son de primera opinión. Comparten conocimiento, por lo que hay veterinarios que van de clínica en clínica. Los socios tienen una participación en la empresa. "Quizá no me hace falta comprar un ecógrafo, porque el día que me hace falta hacer una ecografía, se la mando a mis compañeros y reduzco gastos. No hace falta hacer una inversión en la clínica de todo lo que necesito", describió. En este modelo, se potencia la formación y se caracteriza por un alto nivel clínico. El cliente de este sistema es de un alto poder adquisitivo. Los estándares son muy uniformes. De hecho, comparten el sistema informático.

Vet Group es la empresa conjunta o mixta, también británica, a la que se refirió. Tiene 20 años, 462 clínicas y 3.000 empleados. Las clínicas están en grandes tiendas de animales y en grandes superficies, un modelo que está viniendo a España. Son clínicas de fácil acceso en cualquier caso. La marca y los productos son uniformes en todo el país. "En Inglaterra, se mueve mucho por todo el país, una dinámica de sociedad diferente", aclaró Sainz-Pardo. Por eso, se busca una marca por todo el país, para que si se adquiere un servicio, se le siga brindando en otro lugar. Esta empresa cotiza en bolsa. El veterinario aquí hace una inversión mucho más pequeña para comprar una parte del negocio, y piden una financiación al banco con buenas condiciones. También se apuesta por formación y hay un sistema de apoyo. Matizó que, "cuando se está en una cadena, no estás solo". Hay bastante flexibilidad clínica, puesto que el veterinario es el dueño, a pesar de la uniformidad de marca. Desde el punto de vista del cliente, una ventaja es que son fáciles de encontrar y de aparcar. Las marcas y los productos son uniformes en Reino Unido, por lo que al cliente con su tarjeta de miembro le respetan las condiciones en cualquier punto y disponen de largas horas de apertura.

Como consolidador de industria, puso el ejemplo de CVS Group, con 468 clínicas, en 19 años, y 6.000 empleados. Posee su propia industria, su propio seguro, su propio crematorio, etcétera. "Tiene el sector veterinario completo", indicó. No hay un branding común. No hay socios, los veterinarios son empleados. Saiz-Pardo vendió su clínica a este grupo. Tiene una academia, por lo que la formación es muy importante para ellos. Se enfocan en la progresión profesión interna. "Esto es algo común en todas las compañías", puntualizó. Están muy protocolizados, aunque la apariencia desde fuera sea de muy independiente. "Te miden hasta cuántas radiografías tienes que hacer cada semana. Y son de los primeros a los que no les ha importado cerrar clínicas", añadió. La percepción del cliente es de independiente, pero va a cambiar los servicios que se les va a dar. En ese sentido, no es una clínica independiente. Se respeta el acceso a los planes de salud en las clínicas del grupo.

El consolidador de servicios clínicos citado fue IVC, con 656 clínicas en Reino Unido (919 en toda Europa) en sólo once años y con 12.000 empleados, sólo en servicios clínicos. "Han crecido como la espuma", remarcó. Se financia a través de inversores y no cotiza en bolsa. El veterinario es empleado, no es socio. Las academias las llevan en el corazón. "Si cogen a un recién licenciado, y le pones en su plan de formación de dos años, estará en el mismo nivel que una persona que se ha formado por su cuenta durante diez años. Los sueldos que pagan son muy buenos, además de la inversión en formación", sostuvo. Las academias son comunes en todos los grupos. Van a buscar talento. Cubren todos los campos de la medicina. Para los clientes, es la experiencia más parecida a ser clínicas independientes.

Por último, el consolidador de nicho fue Vets Now. En la profesión, en Reino Unido siempre ha existido el concepto de cuidar al cliente las 24 horas los 365 días del año. "Una opción es hacerlo tú todos los días. Otra es compartir las guardias con otras clínicas. Y otra es ofrecer empleo veterinario", explicó. Vets Now son clínicas de guardia, para cuya financiación viene de los servicios clínicos, para propietarios sin recursos. El personal es altamente capacitado. Trabajan las noches, los fines de semana y los festivos. "Gracias a eso, el resto de los veterinarios estamos libres y agradecidos. Hacen mucha investigación y sus conferencias", estableció. Tienen el cliente dueño de mascota y el cliente clínica, que les financia.

En resumen, hay muchas opciones en Reino Unido. Todas ellas tienen un claro nicho de mercado, una clara estrategia financiera y una clara estrategia de recursos humanos.

Seguir leyendo...

Artículos relacionados
Copyright © 2017 - All Rights Reserved -Publimasdigital.es Programación y Web : webmaster@publimasdigital.com.