Gestión Clínica    Especialidades   

lo-mas-interesante-e

En España, y sobre todo a través de la Asociación de Veterinarios Españoles Especialistas en Pequeños Animales (AVEPA), se ha realizado una gran tarea de formación continuada en dermatología durante más de 25 años.

Desde que se creó el grupo de trabajo de dermatología de AVEPA (GEDA), a mediados de los años ochenta, año tras año se han ido organizando congresos a los que se ha invitado a expertos dermatólogos de todo el mundo, se han organizado seminarios, talleres, conferencias especiales y congresos nacionales de la especialidad de dermatología en animales de compañía. Así mismo el GEDA, en colaboración con la ESVD, ha organizado tres congresos europeos de dermatología (1992 en Barcelona, 2003 en Tenerife y 2012 en Valencia). Por otra parte, en las distintas zonas geográ­ficas del país se han desarrollado seminarios sobre temas especí­ficos en dermatología, de asistencia gratuita para todos los socios de AVEPA. También las asociaciones regionales y Amvac (Asociación Madrileña de Veterinarios de Animales de Compañía) han organizado actividades en el mismo sentido.

Pasión por la dermatología

Hablamos sobre actualidad en dermatología veterinaria con toda una experta, Maite Verderesponsable del Servicio de Dermatología del Hospital Clínico Veterinario de la Universidad de Zaragoza y directoradel mismo, que además es miembro acreditado en dermatología de AVEPA, y ha sido presidenta de GEDA, entre otras muchas labores como la docente. Su principal interés se centra en las enfermedades del sistema urinario, en las alergias y las enfermedades de origen endocrino, y ha impartido conferencias en congresos nacionales e internacionales, publicando artículos y capítulos de libros sobre Medicina Interna y Dermatología Veterinaria. "En los últimos años, se han incrementado signi­cativamente en las universidades y en empresas numerosos programas de formación en dermatología, a través de títulos propios, seminarios y másteres que están teniendo mucha aceptación, por el gran interés que tiene la dermatología para los veterinarios de animales de compañía. Considero que en el ámbito de la dermatología veterinaria estamos a un nivel equiparable al de los países más avanzados de nuestro entorno, con mucho interés por parte de los veterinarios generalistas, y con un grupo de veterinarios expertos cada vez más numeroso, que asegura el mantenimiento de un nivel muy elevado en este área de la clínica".

Patologías

Según nos cuenta Maite Verde, las patologías cutáneas más frecuentes son los cuadros pruriginosos y las patologías que cursan con pérdida de pelo, las alopecias en general, ocupando un lugar absolutamente preponderante los cuadros alérgicos de diversos orígenes. Desde su experiencia, "estacionalidad o medio rural versus urbano no son factores que discriminen de forma importante patologías cutáneas. Sí hay patologías que se caracterizan por sintomatología estacional, o procesos contagiosos propios de haber mantenido contacto con animales salvajes, pero la gran mayoría son de presentación a lo largo de todo el año con variaciones, y se dan de forma muy similar en las ciudades y en el campo".

En cuanto al diagnóstico, en la mayoría de los casos, se puede realizar con pruebas muy sencillas y asequibles a cualquier clínico, que no han variado en los últimos años. "Si bien es verdad que se han ido incorporando para diagnósticos específi­cos nuevas técnicas más precisas, como el uso de PCR en el diagnóstico de micosis y otros agentes microbianos, test para la detección de procesos de origen genético, pruebas de inmunohistoquimica, técnicas que permiten marcar receptores celulares para categorizar neoplasias, etc. Pero en torno al 80% del diagnóstico se puede realizar con unas pruebas básicas planteadas de forma sistemática y una biopsia interpretada por un anatomopatólogo especializado en dermatología", puntualiza la doctora Maite Verde.

Por lo que se re­fiere al tratamiento en dermatología, desde su punto de vista, "lo más interesante en los últimos cinco años han sido las investigaciones sobre los mecanismos patogénicos del prurito, las moléculas implicadas, y el desarrollo de fármacos para inhibir o bloquear moléculas responsables de la trasmisión de la sensación de picor (oclacitinib) de acción muy rápida y sin los efectos secundarios de otros fármacos; o los anticuerpos monoclonales bloqueadores de la activación de IL-31 (lokivetmab) que permiten una alternativa mucho más cómoda y e­ficaz para los perros con dermatitis atópica".

Avances

La Dra. Maite Verde nos recuerda que la mayoría de las patologías diagnosticadas tienen pronostico bueno, en el sentido de que no ponen en peligro la vida del paciente, pero muchas de ellas tienen como base procesos inflamatorios crónicos para toda la vida, lo que supone que hay que estar en permanente vigilia para que no se desequilibren, lo cual puede resultar tedioso y económicamente costoso para el propietario, que puede acabar sucumbiendo al proceso.

A pesar de ello, es optimista ya que "en los últimos 5-6 años hemos asistido al lanzamiento de productos magní­ficos para el control de las enfermedades alérgicas, que son muy numerosas, en forma de comprimidos sin apenas efectos secundarios, y en el último año a terapias de aplicación mensual que permiten controlar durante más de cuatro semanas el picor con gran seguridad para el paciente, lo cual está contribuyendo a modi­ficar los marcos en los que nos movemos en los planteamientos terapéuticos generales de los cuadros alérgicos".

Antes de despedirnos, la dermatóloga quiere transmitir que, si bien abordar en la clínica diaria un caso de patología cutánea es asequible para cualquier veterinario, también es importante hacerlo adecuadamente, lo que signi­fica aplicar un protocolo de diagnóstico sistemático incluyendo las pruebas laboratoriales y no solo los ensayos de respuesta a la terapia. Pues de esta última forma es poco probable que encontremos la causa del problema. "La dermatología es una parte de la clínica que precisa de poco equipamiento para el diagnóstico, pero precisa de estudio y sistemática en los protocolos. Así que si a un veterinario no le gusta la dermatología, o no sabe cómo enfocar los casos, su cliente le agradecerá que lo remita a otro compañero que lo pueda resolver en menos tiempo y de forma más precisa".

Para leer el artículo completo, haz clic en el PDF adjunto

 

Seguir leyendo...

Copyright © 2017 - All Rights Reserved -Publimasdigital.es Programación y Web : webmaster@publimasdigital.com.