Gestión Clínica   

la-educacion-es-la-b

¿Cómo ha evolucionado el papel del veterinario en los últimos años? ¿Cómo ha afectado la crisis a la profesión? ¿Cuáles son los retos de futuro? En A pie de calle nos acercamos a los profesionales del sector para responder éstas y otras preguntas.

Con el esfuerzo del día a día, Aida Sefarad ha logrado hacerse un hueco en su localidad. Ubicada en un municipio de poco más de siete mil habitantes, Clínica Veterinaria Torrellano tiene como objetivos brindar una atención personalizada y ofrecer los mejores servicios. Y así, poco a poco, siendo el primer centro dedicado exclusivamente a los animales, ha conseguido ganar prestigio y reputación. "Terminé la carrera con 24 años, y a los pocos meses abrí mi propia clínica veterinaria en un pueblo donde no había ninguna. Desde entonces mi empresa no ha dejado de crecer a un buen ritmo gracias al impulso de mi equipo para tratar de solucionar los problemas de nuestros clientes, y en especial de nuestros pacientes, que son los auténticos protagonistas de la clínica".

El testimonio de Aida es muy significativo porque nos cuenta el recorrido que sigue una clínica desde sus inicios, con sus dificultades, pero también con las oportunidades de futuro. "Nos dedicamos a tratar pequeños animales tanto en clínica como en peluquería canina. De momento, ejerzo de veterinaria de familia ampliando gradualmente mis servicios, ya que, poco a poco, voy contando con más recursos que hacen posible ofrecer a mis pacientes mejores formas de diagnosticar y de tratar sus dolencias".

Dentro de su labor, Aida incide en la educación, es decir, en la necesidad de concienciar sobre la importancia de cuidar y preservar la salud de las mascotas. "Desde el primer momento que entra un cliente a la consulta les hablo de la educación con sus mascotas y de la importancia de la constancia no solamente en cuanto al mantenimiento de las necesidades básicas de cada especie, sino también de fomentar otros aspectos como el ejercicio físico, los juegos o la jerarquía familiar". Cuestiones todas ellas que considera trascendentales a la hora de crear una buena convivencia entre el perro y los dueños. "Es la base fundamental para asegurar el bienestar animal y para evitar abandonos y malos tratos".

Con respecto a la imagen social del sector veterinario, la dueña de Clínica Veterinaria Torrellano observa cierto menosprecio e infravaloración. "Tengo la sensación de que la gente no nos considera en su justa medida por el simple hecho de tratar con animales. Además, existe la creencia de que el veterinario tiene que desempeñar su trabajo más rápido, más eficaz y de manera más económica que, por ejemplo, un médico de humana por el simple hecho de tratarse de un servicio privado. Por lo tanto, la presión que se nos ejerce como profesionales y como personas, muchas veces es insoportable".

Toda una declaración de intenciones que se complementa con la lucha diaria que realiza Aida para mantener a flote su pequeña clínica veterinaria. "El secreto es, sencillamente, seguir trabajando duro tal y como lo estamos haciendo, para tratar lo mejor posible a nuestros pacientes y a sus dueños. Obteniendo los mejores resultados, y luchando porque el sector de veterinarios de pequeños animales siga teniendo el lugar que se merece. Hemos demostrado ser un sector superviviente por la importancia que tenemos tanto en la sanidad como en la sociedad en general".

 

Seguir leyendo...

Copyright © 2017 - All Rights Reserved -Publimasdigital.es Programación y Web : webmaster@publimasdigital.com.