FarmAnimal, una farmacia especializada en medicamentos veterinarios

La cruz de la entrada no es verde, sino amarilla, y hay un par de huellas de animal dibujadas dentro. La farmacia de Esther Guerrero, en Madrid, se llama FarmAnimal y está especializada en medicamentos veterinarios.

Se considera una "frustrada veterinaria". Esther Guerrero estudió Farmacia en el CEU, carrera que le encantó. Trabajó durante 14 años en una farmacia comunitaria del centro de Madrid y comprobó los "horrorosos follones" que tenían a la hora de dispensar medicamentos de veterinaria. "Como usuaria, siempre he tenido animales. Al igual ...

Se considera una "frustrada veterinaria". Esther Guerrero estudió Farmacia en el CEU, carrera que le encantó. Trabajó durante 14 años en una farmacia comunitaria del centro de Madrid y comprobó los "horrorosos follones" que tenían a la hora de dispensar medicamentos de veterinaria.

"Como usuaria, siempre he tenido animales. Al igual que el médico no vende medicamentos, los veterinarios tampoco han de hacerlo, al menos que sea una urgencia. El IVA del medicamento en un 10%, pero los centros veterinarios facturan con un 21%. Vi una oportunidad en la idea de una farmacia veterinaria en la que se puedan consultar pequeñas cosas, como la de una herida en una almohadilla del animal. Podemos recomendar en ese caso un desinfectante", cuenta. Puso en marcha FarmAnimal, farmacia especializada en medicamentos veterinarios, hace poco más de tres años.

El funcionamiento entre una farmacia comunitaria y ésta es similar. La principal diferencia es que no hay medicamentos financiados por la Seguridad Social. Cuando es necesario, derivan al veterinario. Guerrero explica que su farmacia veterinaria se rige por las normas de una farmacia convencional; estando, eso sí, en un apartado de veterinaria, algo "menos estricto" pero con la obligatoriedad de ser farmacéutico. Tiene que facilitar las recetas de los antibióticos a Sanidad. "El problema es que a los farmacéuticos no nos enseñan nada de medicamento veterinario. Yo he sido autodidacta y he realizado cursos", indica. "Los veterinarios tienen la obligación de no prescribir un medicamento de humano si existe el de veterinaria. Pero, en la carrera de Farmacia no nos dan nada de veterinaria", insiste. ¿Viven ustedes sólo del medicamento? Contesta afirmativamente, porque es una farmacia muy específica y porque "no hay tantos" como ella.

La suya es una farmacia sólo para animales. Precisa que "para todo tipo de animales". Tiene en ella "cualquier tipo de medicamento para animal". Le preguntamos por los servicios que brinda. Guerrero destaca "el precio y la rapidez". Aclara que los medicamentos veterinarios pueden ser dispensados por cualquier farmacia comunitaria. No obstante, asegura, suelen tardar en servirlos. "Si a nosotros nos lo pides en la mañana, y no los tenemos, los tienes en la tarde. Si es por la tarde, al día siguiente por la mañana. Nos identifica la gente por la rapidez y por encontrarle cosas que no encuentra nadie", subraya. Los precios son más económicos principalmente por la diferencia del IVA que marca la farmacia y del que marca la clínica veterinaria. Se guía por el precio recomendado.

Cuando abrió FarmAnimal, Guerrero fue a presentarse a los veterinarios de la zona. Opina que pueden colaborar, que pueden darse sinergias. "Para los veterinarios, no soy una amenaza. Tenemos que ser una sinergia. Hay muchos veterinarios con los que colaboro. Hay mucha relación cuando nos piden cosas de ortopedia, por nuestro servicio de ortopedia. Todo lo que haya de animales, lo intentamos conseguir", dice.

Para leer la entrevista completa, haz click en el PDF.

Cookie Consent

This website uses cookies or similar technologies, to enhance your browsing experience and provide personalized recommendations. By continuing to use our website, you agree to our Privacy Policy

Nuestros Podcasts
Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.