Medicina Interna    Etología   

algunos sonidos ruid

Del “síndrome de Tom y Jerry” se ha pasado a la Epilepsia Refleja Audiogénica Felina.

Un informe del Journal of Feline Medicine and Surgery asegura que existen ciertos sonidos o ruidos que pueden causar “pausas” o “alteraciones” en el movimiento del animal, mientras en otros casos los ruidos podrían generar reacciones repentinas que se pueden extender por varios minutos, incluida la epilepsia.

El estudio se inició como una investigación de la entidad Cat Care International, que consultó a médicos veterinarios y neurólogos especialistas sobre dueños de gatos que habían descrito ataques inusuales de epilepsia. La prensa internacional denominó este aparente trastorno como “síndrome de Tom y Jerry”, en honor al gato Tom, que muchas veces mostraba movimientos bruscos en respuesta a los sonidos y sorpresas de su rival, el ratón Jerry.

Así, del estudio se acabó descubriendo que los sonidos más comunes, como teclear o arrugar papel de aluminio, puede generar convulsiones temporales en gatos mayores de 10 años. Ahora, los especialistas han denominado a este problema Epilepsia Refleja Audiogénica Felina (FARS). El estudio de Mark Lowrie y Laurent Garosi, de Davies Veterinary Specialists, y Robert Harvey de la University College London School of Pharmacy,  incluyó una muestra de 96 gatos sin importar su pedigrí.

Los seres humanos también pueden sufrir crisis reflejas audiogénicas, que son producidas por ciertos sonidos. En ciertos casos, los sonidos pueden causar una pausa repentina en el movimiento, mientras que en otros casos los ruidos llevan a breves movimientos bruscos que pueden durar varios minutos.

Seguir leyendo...

Copyright © 2015 - All Rights Reserved -Publimasdigital.com Programación y Web : webmaster@publimasdigital.com.