Novedades y Noticias   

moacuten veterinari

El Principado de Andorra cuenta desde el año 2002 con este centro veterinario que actualmente ofrece servicio de referencia en un radio de 80 km que también comprende España y Francia. Más de 500 m2 de instalaciones, a más de 1.000 metros de altura, destinadas a la atención sanitaria integral del animal de compañía.

Antes de la llegada del Hospital Món Veterinari, en Andorra no existía ningún centro de referencia en el ámbito de la medicina y cirugía del animal de com­pañía. “Esto obligaba a muchos propietarios y a sus mascotas a realizar largos desplazamientos a Barcelona o Tou­louse (Francia) para la realización de ciertas pruebas diagnós­ticas y actos quirúrgicos más complejos”, explica el veterinario Jordi Giné, director de este hospital.

El área de influencia de Món Veterinari ha traspasado la fronte­ra del Principado, y hoy en día, proporciona apoyo a diversos centros de la comarca gerundense de La Cerdanya, de la pro­vincia de Lleida y del departamento de l’Ariège, en la región francesa de Occitania. “Desde el año pasado, y gracias a la ad­quisición de un TAC helicoidal de 16 cortes, atendemos casos de­rivados por compañeros veterinarios de prácticamente cualquier punto de la provincia de Lleida”, aclara Giné.

Trabajar en Andorra

Según este veterinario, a la hora de ejercer la profesión en el Principado hay que tener en cuenta algunas particularidades que la diferencian de España. Andorra es un pequeño país pi­renaico que tiene doble frontera, con España y con Francia, por lo tanto, peculiaridades lingüísticas aparte, reciben influencias de ambos países en todos los aspectos. “Nosotros, además de atender nuestros propios casos de Andorra, atendemos casos de­rivados por veterinarios tanto españoles como franceses, ambos de escuelas y formación diferentes, y tratamos de adaptarnos a la manera de pensar y de ejercer de cada uno de ellos”, asegura Giné. Des de un punto de vista ya más científico, Giné destaca también las particularidades epidemiológicas asociadas a su localización geográfica. “La altitud de Andorra, su variabilidad de valles, algunos de clima mediterráneo, otros de clima atlántico, sus temperaturas extremas tanto en invierno como en verano, la presencia abundante de fauna salvaje y la convivencia con un en­torno semirural ganadero, etc. hace que debamos prestar mucha atención a los aspectos epidemiológicos, pues convivimos con procesos infecciosos, toxicológicos, metabólicos y neoplásicos estrechamente asociados a esta intensa variabilidad climática y de altitud”, explica. Entre los ejemplos de procesos diagnosti­cados de manera frecuente en su centro, estrechamente aso­ciados al entorno geográfico y a las especificidades climáticas, destacan los fallos renales asociados a intoxicaciones por eti­lenglicol de los anticongelantes, los síndromes hepato-renales por picadura de víbora áspid, las queratitis-pannus corneal, los carcinomas de células escamosas y otras dermatosis actínicas asociadas a la radiación solar, las vasculitis por aglutininas frías y la leptospirosis, entre otros.

TAC helicoidal

Este centro es pionero también por la tecnología que emplea; hace un año amplió su servicio diagnóstico y de referencia con la adquisición de un TAC helicoidal General Electric de 16 cortes. “Este tipo de TAC multicorte permite conseguir un grado de detalle y una calidad de imagen más altos, con menos tiempo de adquisición, menos radiación y, por lo tanto, con una interesante reducción del tiempo de anestesia para el animal”, afirma Giné, quien apunta que su uso está especialmente indicado en el diagnóstico de patologías pulmonares y de mediastino, patologías abdominales, así como en la detección de tumo­res y posibles metástasis, sea cuál sea el origen. Asimismo, las posibilidades de este TAC son múltiples, ya que Giné asegura que “también es una herramienta diagnóstica de gran utilidad dentro de las especialidades de traumatología, ortopedia, neu­rología y para la detección de todas las patologías que afectan a las estructuras de la cabeza. También nos ha resultado de gran ayuda para la planificación preoperatoria de procesos oncológi­cos, puesto que la correlación entre las imágenes en 3D y la ima­gen real intraoperatoria es muy buena, de forma que se facilita la localización y los límites concretos de la zona lesionada para su extirpación”. En este centro cuentan con la colaboración de un veterinario diplomado europeo en diagnóstico por la imagen para la interpretación de los estudios y la emisión de los infor­mes diagnósticos. 

Para leer la entrevista completa hacer click aquí

Seguir leyendo...

Copyright © 2015 - All Rights Reserved -Publimasdigital.com Programación y Web : webmaster@publimasdigital.com.